lunes, 1 de diciembre de 2014

Castañas en almíbar de panela

Bueno, no sé cómo empezar después de tanto tiempo.
No hay una razón que explique todo este tiempo alejada del blog. He querido publicar recetas en estos meses pero o no tenía tiempo para hacer las fotos, o no me gustaban las que había hecho o me liaba con otras cosas .... También en algún momento sentí que no estaba a la altura de mis propias exigencias ... Peeeeero por fin me he decidido, me sacudo la pereza, los miedos y las inseguridades y vuelvo a este mundo con una receta que hice ya a principios de octubre y que merece la pena. Una conserva para tener a mano.
 
 

Ingredientes:

1 kg. de castañas
sal marina
1 l. de agua
300 gr. de panela
1 palo de canela
piel de un limón mediano (sin parte blanca)
 

 Preparación:

Quitar la piel gruesa a las castañas.
Cocerlas en agua con una pizca de sal marina durante 30-40 minutos. El tiempo dependerá de la calidad y del tamaño de las castañas. Pinchar una con un cuchillo, si entra sin dificultad ya están listas (deberían tener todas un tamaño similar).  
Quitar ahora la segunda piel a las castañas aún calientes (no escurrir el agua de cocción porque es más fácil pelarlas si están húmedas).
Mientras cuecen las castañas, esterilizar los tarros de cristal para envasarlas: hervir durante 15 minutos, retirar del agua y poner sobre un paño limpio.
Poner las castañas peladas en los tarros esterilizados, colocándolas con cuidado para no romperlas.
Ahora preparar el almíbar: hervir el agua y añadir la panela, la piel de limón y la canela. Dejar cocer a fuego medio unos 30 minutos. No espesará demasiado, pasado este tiempo verter sobre las castañas sin llegar hasta el borde del tarro y tapar. Poner los tarros en una olla con un paño en el fondo (para evitar que se golpeen entre si y se rompan) y cubrir completamente con agua. Hervir y dejar cocer 20 minutos, sacar del agua y dejar enfriar. De esta forma se hace el vacío y se conserva más tiempo en perfecto estado.
Aclaración: usé tarros de cristal con tapa metálica para el esterilizado, no este que véis en la foto.
 

Y ya tenemos castañas en almíbar! Yo no pude resistirme a probarlas recién hechas pero lo ideal es esperar un mes antes de consumirlas.
Están tan ricas .... así solas, para darse un capricho dulce de vez en cuando pero también para añadir a otras recetas: a un helado, una crema, unos bombones ....
Y aunque ya no estamos en temporada, hoy podemos encontrar castañas precocidas en cualquier supermercado y prepararlas si tenemos antojo.

Como siempre, espero que os haya gustado!
Gracias por estar ahí!!!

4 comentarios:

  1. Vaya castañas tan ricas nos traes en esta ocasión en almíbar!!!! Que delicia Bego!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  2. Me gustan las castañas a rabiar, y estoy deseando preparar marrón glace en casa pero me da una pereza enorme y al final termino comprandolo, tu receta me ha encantado, besos

    ResponderEliminar
  3. Mara, si te gustan las castañas tienes que hacer esta receta!
    Gracias Sandra! Si que están ricas.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué buena pinta! Muchas gracias Sandra, pienso probar la receta en casa.

    ResponderEliminar