martes, 12 de marzo de 2013

Tarta de crema de queso con jarabe de vino tinto

Hola de nuevo!!
A ver, una tarta de crema de queso, un jarabe de vino tinto Mencía "Viña Reboreda" y un pequeñísimo tutorial: "cómo forrar con papel una bandeja cuadrada o rectangular". Esto es un exceso! En todos los sentidos porque la tarta por sí sola ya es riquísima pero acompañada del jarabe de vino tinto aromatizado con canela y clavo es ........... un exceso!!
Y además dos presentaciones diferentes de la misma receta ........... otro exceso!
Mmmmmm .......... sentimientos de culpa por tener un poquito abandonado el blog?



JARABE DE VINO TINTO

Ingredientes:

500 ml. de vino tinto Mencía "Viña Reboreda"
2 cucharadas colmadas de azúcar (la cantidad a vuestro gusto)
2 palos de canela
3 clavos

Preparación:

Poner un cazo al fuego con el vino tinto, el azúcar, la canela y los clavos. Remover hasta que se disuelva el azúcar y cuando comience a hervir dejar cociendo a fuego medio hasta que espese a nuestro gusto (en mi caso, 30 minutos aproximadamente). Retirar del fuego, quitar los palos de canela y los clavos, verter en una jarra y dejar enfriar.
Se puede preparar con antelación porque se conserva perfectamente en la nevera.


 TARTA DE CREMA DE QUESO

Ingredientes:

Para la base de galletas:
200 gr. de galletas (usé galletas de chocolate Simpsons)
80 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

Para la crema de queso:
200 gr. de queso crema (tipo Philadelphia)
200 gr. de nata para montar
120 gr. de azúcar

Preparación:

Pulverizar las galletas en thermomix 5 segundos, velocidad 10. Añadir la mantequilla y mezclar 5 segundos, velocidad 5. Tenemos una masa con la textura de arena mojada con la que cubrir el fondo y laterales del molde ya forrado con papel de hornear para facilitar el desmoldado (ver notas). 
Para cubrir el molde con esta base de galletas: poner montoncitos de masa e ir aplastándolos con una cuchara teniendo la precaución de cubrir bien toda la superficie y los laterales. Es importante no dejar una capa demasiado fina porque se rompería al desmoldar.
Reservar en el congelador para que endurezca mientras se prepara el relleno.

Sin thermomix: meter las galletas en una bolsa de plástico y golpear con un rodillo hasta convertirlas en polvo, añadir la mantequilla (puede ser derretida) y mezclar.


Ahora, poner la nata bien fría en un bol y montar con varillas (lo hice con batidora eléctrica), añadir el azúcar mientras se monta. Sabemos que está montada cuando al levantar las varillas quedan unos picos de nata que no caen. Añadir el queso e integrar también con las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea.

Sacar la base de galletas del congelador, rellenar con la crema de queso, cubriendo bien toda la superficie, y dejar en la nevera de un día para otro.

Y para terminar, en el momento de servir la tarta y no antes, podemos cubrir toda la superficie con el jarabe de vino tinto -tercera foto de la entrada- o servir la tarta por un lado y aparte el jarabe de vino en una jarrita. No sé cuál de las dos opciones me gusta más.

Notas:
  • Con estos ingredientes hice 4 tartaletas, dos rectangulares en bandejas pequeñas de 20 cm. x 12 cm. y dos cuadradas de 10 x 10. Para desmoldarlas fácilmente las cubrí con papel de horno de esta manera: foto 1, poner la bandeja sobre el papel y cortar alrededor dejando margen suficiente para que el papel sobrepase 1 ó 2 cm. la altura del borde de la bandeja. Foto 2, con  un lápiz marcar las esquinas del molde por la base y cortar en diagonal desde cada una de las esquinas del papel hasta las marcas dibujadas. Foto 3, doblar los cuatro lados del papel por los cortes para poder encajarlo en el molde. Foto 4, solapar las esquinas y colocar sobre el molde engrasado con mantequilla, de esta manera el papel no se moverá. Foto 5, queda perfectamente encajado.
       

  • El jarabe de vino tinto que no se utilice se mantiene en perfecto estado durante un mes en la nevera guardado en un bote hermético. En casa lo usamos también para endulzar yogur natural.
  • Si optamos por presentar la tarta cubierta con el jarabe de vino, es necesario alisar la superficie de la crema de queso (lo hice antes de meterla en la nevera) y para esto es útil el dorso de una cuchara mojada en agua caliente secándola inmediatamente antes de usar.
  • Esta tarta se puede congelar y tendríamos una tarta helada riquísima. Sacar del congelador 15 minutos antes de consumir.
  • La receta de la tarta de crema de queso es una adaptación de la tarta tela de araña sin horno de Velocidad Cuchara.
Espero que os guste.

11 comentarios:

  1. Vaya Begoña!!! Como nos cuidas con este post!!! Menudo 3x1 tan fantástico que nos has puesto. Me he quedado boquiabierta con el jarabe de vino tiento. Es fantástico!!!

    Me encanta todo!!! La tarta tiene una pinta...

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  2. Si cuando vuelves lo haces así no nos importa estar un poco abanadonados, que buena pinta y me gusta la idea del vinito le puede dar un toque genial que yo no suelo usar. Te cuento si la hago Bego

    ResponderEliminar
  3. Oh dios Bego! La espera ha merecido la pena!

    Que delicia y que bonito es para presentar de postre.

    Que curiosina eres para forrar los moldes, me viene de maravilla, que soy una chapuzas!

    No nos tengas tan abandonadossssss! Muacssss!

    ResponderEliminar
  4. Esto me lo guardo, tiene un aspecto estupendo, gracias guapa.
    Bss.

    ResponderEliminar
  5. Simplemente deliciosa y muy original con el jarabe de vino.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  6. Gracias chic@s!! Sabéis que no me gusta el vino tinto y sin embargo este jarabe me encanta?

    ResponderEliminar
  7. Madre mía, madre mía, madre míaaaaaa!!!!!!!!
    Uffff se me hace la boca agua a estas horas de la mañana
    Delicioso Bego, como todo lo que haces
    Gracias
    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sacas los colores Goizalde!
      Muchas gracias!

      Eliminar
  8. Me parece impresionante... superoriginal. Me ha encantado. Pero me gustaría recomendarte queso crema de la marca Quescrem, está hecho en Galicia y es espectacular. Te indico enlace por si no lo conoces: http://www.quescrem.es/es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Belén!
      La verdad es que no es muy frecuente ver recetas con vinos especiados en nuestra repostería sin embargo en los países nórdicos sí que lo es, a mi me pareció una combinación buenísima.
      Haré caso de tu recomendación, no he probado ese queso pero lo probaré.

      Eliminar
  9. Madre mía Bego,
    Que delicia más rica. El jarabe de vino le tiene que dar un toque muy bueno
    Un beso

    ResponderEliminar