domingo, 2 de diciembre de 2012

Sopa de almendras

Hola de nuevo!
Se acerca la Navidad y quiero publicar algunas de las recetas que no faltan nunca en nuestras comidas y cenas de estas fiestas.
El primero es la sopa de almendras que, aún siendo dulce, es el primer plato de la comida de Navidad en casa de mi suegra y que ya lo era también en casa de su suegra.
Suele hacerse con pasta de almendra que se puede encontrar por estas fechas en grandes superficies sin dificultad, eso sí sólo en estas fechas. Sin embargo yo la hice con almendra molida, está igual de buena.
Es uno de mis platos preferidos de Navidad y además muy fácil de hacer. Queréis saber cómo?


Ingredientes:

1 litro de leche entera
200 gr. de almendra cruda molida*
100 gr. de azúcar
1 palo de canela
piel de medio limón (sin parte blanca)
Pan gramado (yo no tenía y usé pan reseso)

*  La almendra la compro entera y la pulverizo en la thermomix 30 segundos velocidad progresiva 5-10.


Preparación:

Precalentar el horno a 190º para tostar el pan.
Cortar el pan en rebanadas finas, cuanto más finas mejor, y hornear hasta que estén bien tostadas. Lo mejor es vigilar el horno, se tuestan en unos 5 minutos.
Por otro lado, calentar la leche con el palo de canela y la piel de limón. Cuando esté a punto de hervir añadir la almendra y el azúcar, remover y bajar la temperatura. Continuar cociendo y removiendo durante unos cinco minutos.
Retirar el palo de canela y la piel de limón.
Poner el pan tostado en la sopera y volcar encima la sopa aunque a mi me gusta más al revés: servirme la sopa primero y luego añadir el pan, así todavía está crujiente al comerlo.

Si queréis hacerla con pasta de almendra: de la leche que se está calentando con la canela y la piel de limón separar una pequeña cantidad y en ella deshacer bien un paquetito de pasta de almendra que habremos desmenuzado previamente. Si resulta difícil se puede usar la batidora. Añadir esta mezcla a la leche que está cociendo con la canela y el limón, remover y dejar cocer a fuego lento unos cinco minutos.
Hay que tener en cuenta que la pasta de almendra ya lleva azúcar por lo que tendremos que disminuir la cantidad que añadiremos después.

Espero que os haya gustado.

8 comentarios:

  1. No conocí esta sopa, pero tiene ques esta deliciosa. bss

    ResponderEliminar
  2. me da la impresión de que la voy a probar, la pinta no puede ser mejor. Besos Bego.

    ResponderEliminar
  3. Si que es un entrante bueno y delicado.
    ES una pena que ciertos productos solo los encontremos ahora verdad?
    Habrá que comprar para después.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Jolin Bego que curioso y que pinta más buena, yo en Navidad no la pondré que me mata mi padre pero esto va a caer pronto en casiña seguro, Un beso compi de mesa y mantel

    ResponderEliminar
  5. Delicada, suave y con una fotografía hermosa.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!! Esta sopa ya la he visto alguna vez por ahí en algún libro y siempre me digo que tengo que probarla porque desde luego tiene que estar buenísima.

    Yo creo que la pasta de almendra en el gadis al lado de mi casa, la veo todo el año, pero no estoy segura. De todas formas, casi me apetece más la almendra en si molida que veo lo que es de verdad :-)

    Besinos Bego. Por si no hablamos antes, felices fiestas que voy a estar fuera hasta el 25 de dic. fun fun fun jejeje!

    ResponderEliminar
  7. Hola Bego, cuanto me alegra volver a pasar por tu cocina y ver todas las delicias que has preparado. Esa tortilla de pan, me ha dejado loca. Qué pintaa y la sopita no digamos. Bueno y no sigo con el resto porque no terminaría. Mil gracias por volver a pasar por mi cocina. Un fuerte abrazo, Alicia.

    ResponderEliminar
  8. La almendra molida la podemos hacer nosotros durante todo el año, se compra cruda y se tritura con molinillo o termomix.

    A mi personalmente no me gusta la pasta de almendra ,se disuelve mal y no sabe igual ,demasiado dulce. ¡¡¡Feliz año nuevo¡¡

    ResponderEliminar