viernes, 25 de mayo de 2012

Pastel cebra


El pastel cebra es un bizcocho con un corte especial: un dibujo que recuerda a la piel de las cebras.
La masa clásica es de cacao y vainilla, pero se pueden elegir masas con diferentes sabores como limón y frambuesa, o bien masas de vainilla coloreadas con diferentes tonos aunque tres es el numero ideal para que se pueda apreciar el efecto visual de cebra.

Yo elegí un molde rectangular pero se puede preparar en cualquier tipo de molde o incluso hacer magdalenas. 


Ingredientes:

4 huevos grandes
250 g de azúcar
250 ml de leche
250 ml de aceite de girasol
300 g de harina de espelta
1 cucharada de levadura
2 cucharadas de cacao
1 cucharadita de esencia de vainilla

  

Preparación:

Precalentar el horno a 180º.
Mezclar la harina con la levadura y tamizar.
Batir los huevos con el azúcar hasta que blanqueen, añadir el aceite poco a poco sin dejar de batir. Una vez que esté bien integrado, añadir la vainilla y la leche.
Añadir la harina tamizada poco a poco y mezclar con ayuda de una espátula.
Separar la mitad de la masa y añadir el cacao.
Engrasar el molde elegido con aceite, espolvorear con harina y retirar el exceso.

Hay varias formas de montar el pastel cebra: ayudándonos de un racionador de helado, de tazas medidoras, de manga pastelera o, como hice yo, poniendo cada masa en una jarra. Para conseguir el efecto de cebra: verter en el centro del molde una cantidad de masa de vainilla equivalente a dos cucharadas (más o menos), en el centro de esta masa dejar caer la misma cantidad de masa de cacao y así alternativamente hasta finalizar con las dos masas.

En este enlace teneis un vídeo con un paso a paso, vereis qué fácil! 

Hornear durante unos 40 minutos a 180º. El tiempo es aproximado, es necesario comprobar que el bizcocho esté hecho pinchando con un palillo, si sale seco está perfecto, dejar enfriar y desmoldar.
Hasta pronto.

11 comentarios:

  1. Que bonito te ha quedado!! nunca lo he hecho,m más bien por pereza que por otra cosa, pero ver tantos en los blogs me está picando el gusanillo, espero que tengas mucha suerte!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Begoña! Te ha quedado perfecto! Da gusto venir a verte . Me lo llevo al Pinterest . Besoooosss.

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicas! me sorprendió lo fácil que es hacerlo, voy a repetir pero intentaré que me queden las lineas oscuras más anchas.

    ResponderEliminar
  4. A mí me gusta hacer este bizcocho porque además de vistoso es muy esponjoso y riquísimo mezclando los sabores.
    Siempre lo hago en molde redondo, el próximo va en cuadrado porque me parece mucho más original.
    Bego, te quedó perfecto.
    Bicos

    ResponderEliminar
  5. Bego te ha quedado tal cual!!! Este bizcocho tengo un montón de ganas de prepararlo.

    Un besote.
    Lau.

    ResponderEliminar
  6. Que rico para el desayuno!!!
    Mmmmmmm se ve deliciosoooooo
    Un beso Bego

    ResponderEliminar
  7. Yo he hecho varios y además de ricos (uno con mascarpone y otro con naranja) es lo que dices, el corte es tremendo de bonito.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  8. Perfecto y el corte precioso, me gustan tus recetas las flores de chocolate te han quedado estupendas y la fabada marinera que veo abajo un pecado. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado muy bonito. Yo siempre suelo prepararlo en molde redondo, pero quizá quede mejor en el cuadrado.

    Bicos.

    ResponderEliminar