martes, 15 de febrero de 2011

Bienvenida

Hola a tod@s!
Hoy es el primer día de vida de este blog, que nace, no por mi empeño, sino gracias al interés de mis cuñadas Carmen y Marta. Ellas creen que puedo hacer algo interesante aquí y decidieron crear el blog y darme una sorpresa en Navidad. No os podeis imaginar lo ilusionada que estoy con este proyecto. Gracias chicas porque yo nunca me hubiera atrevido.

Hay otras dos personas a las que quiero agradecer su apoyo; a mi chico, que está igual de emocionado que yo, que se está aprendiendo enterito el manual de la cámara de fotos y que va a ser el fotógrafo oficial. Y... a mi hijo mayor Alberto, mi crítico repostero, que siempre alaba mis postres y al que dedico esta entrada que no podía ser otra que... TIRAMISÚ, su postre favorito.
Empezamos.


Ingredientes:

3 huevos
2 cucharadas de azúcar por cada huevo (no muy colmadas)
1 vaso de café de 250 ml. (yo uso descafeinado)
1 chorro de Amaretto
1 bolsa de bizcochos de soletilla de "La Bella Easo"
1 tarrina de mascarpone de 250 gr.
cacao amargo en polvo "Valor"

Preparación:

Hacer el café fuerte, echarlo en una fuente y añadirle un chorro de Amaretto. Dejar enfriar.
Separar las claras de las yemas. Poner las yemas en un bol grande junto con el azúcar y batir con la batidora de varillas hasta que queden blancas y espumosas, mínimo 12 minutos.
Añadir a esta mezcla el queso mascarpone y seguir batiendo con las varillas hasta que adquiera la textura de una pomada.
En otro bol montar las claras a punto de nieve e incorporarlas a la crema de queso y yemas poco a poco, mezclando con una espátula con movimientos envolventes y suaves.
Mojar los bizcochos por las dos caras en el café, escurrir y cubrir con ellos el fondo del molde. A continuación cubrir con una capa de crema, otra capa de bizcochos, otra de crema y espolvorear el cacao en polvo uniformemente por toda la superficie con ayuda de un colador de malla fina.
Es imprescindible que pase al menos una noche en la nevera.


Aquí veis otra presentación, la más habitual aunque al revés, me explico: las capas del tiramisú no están en el orden que di en la receta, esto es porque lo congelé y al desmoldarlo lo de abajo quedó arriba y ... En este caso el motivo para congelarlo fue poder hacerle un corte limpio para la foto pero es una buena opción para tenerlo preparado con antelación. Al descongelarlo queda perfecto.



(Esta receta me la dio Charo, y a ella se la pasó un chico italiano. Gracias Charo por compartirla)

5 comentarios:

  1. Gracias Bego. A tu lado tenemos asegurada una vida "de lo más dulce".Fdo:los chichos de casa.

    ResponderEliminar
  2. Tu primo Pablo, que no es nada cocinero, te aclara lo de los freixos y las filloas: las filloas están hechas con sangre de la matanza del cerdo; los freixos dulces (para larpeiros), son los habituales en nuestra comarca, y se comen de postre (están muy buenos rellenos de flan frío);los freixos salados están hechos con caldo de carne, y se comen acompañando a las carnes (habitual en la montaña lucense)

    ResponderEliminar
  3. Así da gusto. Gracias por vuestro interés.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. me encanta el tiramisú lo probaré como lo haceis, una duda donde comprais el amaretto,yo no lo encuentro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Busca "Disaronno", en hipermercados lo tienen pero si no haces tiramisú con frecuencia quizá sea más cómodo comprar una botellita pequeña, yo la tengo y la compré en una tienda de barrio que tiene muchos licores

      Eliminar